Saturday, September 30, 2006

Monday, September 25, 2006

¿ Por qué tanto interés por la verdad? ¿ Por qué no mejor la falsedad? Nietzsche.

Fotografiar es jugar. El juego se define como una categoria mental que se ecaracteriza por ser un modelo organizado de la realidad que supone una variación de la misma. Es decir, es una actividad libre, independiente de la realidad ( es decir, tiene sus propias normas que son distintas a las del mundo cotidianoa la que los participantes deben someterse para que el juego no explote), incierto ( no se conoce el resultado ya que éste depende de sus participantes) y es ficticio (mentira).

Por tanto, el espacio de la fotografia es la mentira o, si se prefiere, la ficción. Es una imagen que sujeta un punto de vista concreto. Con esto no quiero decir que la fotografia sea incapaz de plasmar la realidad. Creo simplemente que es imposible conocer la realidad, al menos en toda su complejidad. Sólo podemos relacionarnos con ella a traves de nuestros sentidos que ya nos limitan de alguna manera y, a su vez, a través de códigos sociales y perceptivos preestablecidos. Por eso, la mayoría de las veces en lugar de conocer, re-conocemos.

De alguna manera, lo que a mi me interesa hacer con la fotografía es romper esta dinámica creando situaciones que generen un desequilibrio. Es decir, imagenes que molesten. Que se asemejen mucho a la realidad, pero sea todo artificio, actuación, retoque. Quiero que sean imágenes que mantengan una tensión entre lo esperado y lo inesperado, la perfección y lo defectuoso. Me interesa la suciedad, es decir, todo aquello que está fuera de lugar.

En mis primeras fotos intenté crear imágenes cinemáticas, es decir, que parezcan fotogramas de cine. Ya en algunas de estas primeras imágenes incluí alguno de estos elementos que rompiesen la propia imagen. Lo que hice fue coger a una chica y maquillarla, de manera algo artifical, como si la hubiesen golpeado y la saque a la calle a hacerla fotos. Son imágenes en las que ves a una mujer en una situación de peligro, pero al poco tiempo te das cuenta de que es mentira ya sea por el maquillaje, una cierta sobreactuación o porque la protagonista mira a cámara.
Esta primera serie de fotos me resulto algo descarada y obvia y decidí intentar acercarme a situaciones más cotidianas, menos dramáticas: una mujer hablanddo por telefono con cara de preocupación. En estas no hay ningún elemento que rompa la ficción.
Después comence a manejar el ordenador y empece a aprender a retocar fotos. Esta herramienta me permite no solo representar escenas, sino crearlas. Es decir, la fotgrafía siempre se ha caracterizado por necesitar un referente directo. Ahora puedo recrear directamente en la imagen. No necesito que haya un escenario físico ni actores, puedo escoger localizaciones y colocar despues a los actores. Es más, puedo inventarme espacios que no existen, y en lugar de actores, usar a personas reales que no estan actuando y convertirlas en actores al colocarlas en un lugar en un momento determinado. Todo esto ha abierto un gran campo de trabajo.
Paralelamente he investigado la estetica de la publicidad en alguna serie porque me gustaria contraponer una estetica idílica, casi publicitaria con situaciones imperfectas, o situaciones perfectas con una estetica imperfecta. Quiero ensuciar mis fotos.